sábado, 27 de junio de 2009

ENFERMERA COMUNITARIA



En este medio se pretende dar a conocer el campo de acciòn, asi como el cuidado que brinda la enfermera comunitaria, en la persona familia y comunidad, basandose en el paradigama de tranforaciòn integranto al sujeto de cuidado, para que adopte habitos y conductas saludables.


Para tratar el tema del cuidado de la Enfermera Comunitaria, es necesario investigar en la historia desde sus comienzos a lo largo de los años. Los orígenes de la salud comunitaria se remotan en Gran Bretaña con Rathbone tras la aparición del Informe Chadwick sobre las condiciones sanitarias de la población trabajadora de ese País en el año 1842, y en Estados Unidos, con Wald donde se produce un movimiento similar que da lugar al Informe de la Comisión Sanitaria de Massachusetts en el año 1850.


Como consecuencia de estos informes, los gobiernos de diversos países de Europa y América del Norte establecieron por primera vez servicios de salud pública, denominados de Sanidad e Higiene, que van a llevar a cabo acciones dirigidas al medio ambiente y a la colectividad.

A partir de la Ley general de sanidad de 1986 el derecho consagra la competencia de los enfermeros para trabajar como agentes de salud en la comunidad y se marcan los principios para el establecimiento de una red de servicios de enfermería comunitaria.

En el Perú, la salud de la comunidad ha sido desde hace muchos lustros el objeto de la atención de enfermería. Las actividades iniciales fueron fundamentalmente de reparación, y con el tiempo la enfermera encontró en la prevención primero, y luego en la promoción, una perspectiva más amplia para ayudar a personas, familias y colectividades en sus esfuerzos por superar sus problemas. En 1946 en virtud de un convenio, celebrado entre el gobierno y la Fundación Rockefeller, se estableció en el departamento de Ica el primer servicio departamental de salud, como un esfuerzo pionero para establecer un servicio regionalmente autónomo, con un programa bien concebido de acuerdo con la realidad nacional y personal a dedicación exclusiva.

El servicio establecido empleó por primera vez visitadoras de higiene, es decir personal auxiliar de enfermería, de ambos sexos, nativos del lugar, que habían sido entrenados durante un año antes de ser asignado a vivir y trabajar en determinadas comunidades. Los visitadores habían sido instruidos en tópicos como higiene personal, control de enfermedades transmisibles, saneamiento ambiental, nutrición, salud dental y economía doméstica. Especial énfasis merecían las técnicas de la entrevista, la demostración y el sociodrama o dramatización espontánea para enseñar a las familias en sus hogares. Su tarea principal era de índole educativa, para lo cual hacían repetidas visitas domiciliarias que tenían por objeto motivar a las familias para aplicarlos nuevos conocimientos sobre salud.


En la a actualidad la Enfermería Comunitaria ha ido evolucionando según las corrientes de pensamiento y las políticas de salud adoptadas en cada momento, ya que responde con intervenciones autónomas, interdependientes y dependientes del cuidado a la salud de la población, mediante enfoques innovadores que aseguran a futuro la mejora en la calidad del cuidado proporcionado, que facilita el acceso a la atención, porque provee cuidado a la salud de las personas, familia y comunidad, en el ciclo vital y procesos de desarrollo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada